miércoles, 8 de junio de 2011

Belgrano político


El joven Manuel Belgrano estudia Derecho en la Universidad de
Salamanca, en España, entre 1786 y 1793. Vuelve a Buenos Aires en
1794 e ingresa al Consulado de Comercio de Buenos Aires para
trabajar como secretario de Comercio.
Durante esos años, se interesa especialmente por la economía
política y el derecho público. Sus ideas se van ampliando, al tiempo
que asimila las posiciones surgidas durante la Revolución Francesa.
Cuando el rey de España cae prisionero de Napoleón en 1808 y
comienza la guerra española contra la ocupación francesa, Belgrano
ya se encuentra en Buenos Aires, donde forma parte del grupo
revolucionario de mayo de 1810 y es nombrado vocal de la Primera
Junta.
En 1814 viaja a Europa para negociar apoyos a la revolución
rioplatense, pero no tiene éxito: Europa estaba derrotando a
Napoleón y con el retorno del absolutismo en todo el continente
cualquier movimiento revolucionario se considera algo peligroso. Esto
convence a Belgrano, antes más radical, de buscar una solución
monárquica –una monarquía constitucional– para independizar a los
territorios revolucionarios, una idea que sostiene en el Congreso de
Tucumán, aunque sin eco.

Continuará...

No hay comentarios: