viernes, 18 de marzo de 2011

Memoria

La memoria nos ayuda a iluminar el presente y a generar el futuro en la vida de los pueblos y en nuestras propias vidas. La historia es memoria de la vida de los pueblos, que se fue construyendo en el tiempo, entre luces y sombras, entre el dolor y la resistencia. Argentina es sacudida y violentada por la última dictadura militar y por todas las dictaduras implantadas en América Latina impuestas a través de la Doctrina de Seguridad Nacional por los EE.UU.. Los golpes militares y sus mecanismos del terror, metodologías que llevaron al asesinato, torturas, desaparición de personas, destrucción de la capacidad productiva del país, y los miles de exiliados dispersos en el mundo, están en nuestra memoria........"

Fragmento de la Carta de Adolfo Pérez Esquivel, Premio Nobel de la Paz, con respecto al 30 aniversario del golpe militar

Este año se cumplen 35 años del Golpe de estado de 1976.

Con 7º grado estuvimos leyendo,viendo videos y conversando sobre el tema.

Aquí podrás leer Carta abierta de un escritor a la Junta Militar que remitió Rodolfo Walsh el 24 de marzo de 1977, un día antes de que fuera asesinado por un grupo de tareas de la Armada.

Pero hay otras cartas de Rodolfo Walsh. Las que escribió después de la muerte de su hija, Vicky, el 29 de septiembre de 1976.

29/9/76

Querida Vicki.

La noticia de tu muerte me llegó hoy a las tres de la tarde. Estábamos en reunión… cuando empezaron a transmitir el comunicado. Escuché tu nombre, mal pronunciado, y tardé un segundo en asimilarlo. Maquinalmente empecé a santiguarme como cuando era chico. No terminé ese gesto. El mundo estuvo parado ese segundo.

Después les dije a Mariana y a Pablo: ―Era mi hija. Suspendí la reunión.

Estoy aturdido. Muchas veces lo temía. Pensaba que era excesiva suerte, no ser golpeado, cuando tantos otros son golpeados. Si, tuve miedo por vos, como vos tuviste miedo por mí, aunque no lo decíamos. Ahora el miedo es aflicción. Se muy bien por qué cosas has vivido, combatido. Estoy orgulloso de esas cosas.

Me quisiste, te quise. El día que te mataron cumpliste 26 años. Los últimos fueron muy duros para vos.

Me gustaría verte sonreír una vez más.

No podré despedirme, vos sabés por qué.

Nosotros morimos perseguidos, en la oscuridad.

El verdadero cementerio es la memoria.

Ahí te guardo, te acuno, te celebro y quizá te envidio, querida mía.


No hay comentarios: